Carta abierta a la sociedad.


Lo que estoy presenciando hoy en este país me resulta comparable a la época mas dura del franquismo con el famoso Fraga, que decía "la calle es mía", pero es aun mas duro por que los tiempos cambian y ahora tienen mas armas, mas mercenarios bien pagados para hacer el trabajo sucio, el complot y el control de los medios de comunicación, el beneplácito de los neoliberales que en el fondo son de tendencia fascista y dictatorial.

Me asquea presenciar la farsa puesta en escena del congreso de esos diputados. Ver a esa tropa de inepto e incultos ministros de nada y para nada, llenos de arrogancia y empeñados en arruinar a un país que ya adolecía de salud gracias a la otra caterva de igualmente indecente gobierno del imberbe Zapatero.

Me repugna ver a ese personaje que casi podría ser cómico si no fuera tan patético, me refiero al jefe de la oposición, jaja, ¿oposición?, a que se opone este tío? no se opone a nada, al contrario es un oponente de los intereses verdaderos de los españoles, cómplice y responsable de la situación que vivimos.

Me repugna y me asquea presenciar como convidado de piedra impotente como todos y cada uno de los organismos, organizaciones de toda clase gozan de privilegios indecentes e inmorales en una situación de alarma social donde familia enteras carecen de lo esencial y privados de lo que esta constitución les otorga por derecho.

Me asquea presenciar como los bancos engullen todos nuestros ahorros como si fueran suyos con el respaldo del ministerio de hacienda para no caer en la quiebra y así seguir negociando y robando a los mismos que los han rescatado, ¡resulta increíble¡ , acaso cuando mi empresa fue mal, algún banco me ayudo? .

Es indignante, repugnante, no se como calificar actos y hechos que han transcendido estos días que implica al mismísimo corazón de una sociedad civilizada como es el responsable del Banco de España y del mas alto representante de la jurisprudencia, ambas instituciones implicadas en oscuras maniobras de corrupción manifiesta.

Y ya si nos referimos a los inquilinos de la Zarzuela, llegamos a conseguir que nuestro estomago no aguante las nauseas y terminemos por vomitar cuando vemos como una familia que nadie eligió ni voto, sino que fue impuesta como condición sine qua nun por un dictador. Es esta una cueva que sanear, un presupuesto que erradicar, pues no contentos con los privilegios de los que gozan, aun se permiten lucrarse más y amasar fortunas inmensas  a costa de los españoles.

Y como reaccionamos los españolitos?, si, estamos muy indignados, muy cabreados hasta los mismos y ya no podemos más, nuestros jóvenes universitarios se van  como una marea a buscar futuro fuera de nuestro país sin mas opción, nuestra capacidad de evolución se va con ellos, quizás ya nunca volverán, creo que esto también tiene su similitud en otra época anterior en nuestra  castigada España, pero ahora no hay una posguerra, si se van nuestros jóvenes, se pierde nuestro futuro como sociedad española, pero creo que es lo que quieren.

Tardamos cuarenta años en formar a nuestros hijos, construir universidades  y conseguir unos   auténticos  profesionales en las más diversas ramas de la educación la medicina yla investigación tan necesaria para una sociedad que evoluciona, pero lo que costo cuarenta años en solo cuatro meses ha sido erradicado, saqueado y eliminado, no es una posguerra, nos encontramos inmerso en una autentica guerra encubierta, y ¿Qué se hace en una guerra? Si no nos dejan otra, DEFENDERNOS,  que es si no cuando vemos en nuestras calles a esa tropa de entes anónimos y armados dispuesto a impedirnos que hablemos, nos manifestemos incluso que nos divirtamos en plena libertad?. Yo creo que esta muy claro están dispuesto a todo para conseguir sus objetivos,  Dominarnos, Callarnos, Aniquilarnos como personas libres y con capacidad  de crítica, y esto NO LO PODEMOS TOLERAR.

Nuestra única arma, la negativa pasiva o activa según el momento y las circunstancias, nos necesitan, necesitan nuestro trabajo, nuestros votos, nuestra presencia. Negarnos a colaborar a construir su imperio del miedo y la coacción, negarnos a producir para ellos, y solo para nosotros, eso implica una sociedad al margen de la suya, darles la espalda y no contribuir n hacerles el juego, así no nos podrán manipular, no pagar impuestos significa que no tendrán dinero para dárselo a los bancos ni darles la oportunidad de que nos lo roben, por que es nuestro trabajo y esfuerzo. No conozco la formula pero estoy convencido de lo que digo, y sé que como yo miles y miles de personas comparten esta visión de las cosas, solo entre todos y con verdadera convicción y determinación podemos vencer  y parar esta locura de una sociedad caduca y agresiva y fracasada que esta condenada y condenando a las personas y negándoles algo que nos pertenece, NUESTRA PROPIA VIDA Y NUESTRO FUTURO.

Yo estoy dispuesto a no dejarme, siempre fui una persona con criterio y nunca he pertenecido a secta ni partido que me obligue a nada, mis decisiones siempre creo han sido personales e intransferibles por que creo en la individualidad como único,  en el error como aprendizaje y en la colectividad  con un objetivo común, creo en la diversidad y creo en las personas, y creo firmemente, que esto lo cambiaremos, pero cuanto antes mejor.

Saludos.

Marino Méndez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario